Sanlúcar la Mayor en el Siglo XX

Un estudio de investigación para su conocimiento cultural a través de la memoria oral transmitida por sus pobladores así como las investigaciones de historiadores que aportaron un mayor conocimiento de nuestra cultura y que aportaron un mayor beneficio para Sanlúcar la Mayor.

miércoles, 29 de septiembre de 2021

Alegría Morillo Pacheco (1926-2005)50 aniversario de la creación de Nuestra Bliblioteca.1971-2021.

 

                                    Alegría Morillo Pacheco (1926-2005)

En el recuerdo de nuestra Historia..
Recordando a Alegría Morillo Pacheco en el 50 aniversario de la creación de Nuestra Bliblioteca.1971-2021.

Hija de: Guillermo Morillo Fernández y María Manuela Pacheco Caputo.
Hermanas: María, María Rosa, Guillermo,
Abuelos: Manuel Pacheco y María Rosa Caputo.

 


 Sus primeros años los vivió junto a sus padres en casa de sus abuelos paternos, su infancia transcurre feliz en una casa hermosa de estilo Árabe-Andaluz, donde no le faltó el amor de su familia.

    Su educación escolar se desarrollaría gran parte de ella en las conocida Escuelas Francesas, histórica institución de la enseñanza sevillana, calle Abades 41, en la Casa Palacio de Juana Peyré, hoy la sede de un conocido hotel de cuatro estrellas.

 

 

 

 


Alegría Morillo Pacheco con 24 años, toma los hábitos de monja religiosa en el Instituto Mercenarias Misioneras  de Berriz (Álava) el 17 de Septiembre de 1950, tras una larga estancia espiritual, terminada la carrera de Magisterio y como profesora se traslada al colegio de Instituto Mercenarias Misioneras de Berriz, Victoria (País Vasco, España)



   Alegría Morillo Pacheco regresa a Sevilla después de terminar su estancia como profesora en (Vitoria), donde pasaría una temporada en casa de su prima María Isabel Lancha en la calle Valparaíso. Donde comenzaría un nuevo profesorado durante unos años en el Colegio Instituto Mercenarias Misioneras  de Berriz(Sevilla) , vislumbra su futura misión: “Hay una juventud que se pierde por falta de ayuda y es a ella a quién debe tender la mano. con el objetivo de educar a las niñas y jóvenes de la época, quienes no tenían acceso a la educación por el solo hecho de ser mujeres.

 

    


   Alegría Morillo a mediados de los años 60, de nuevo volvería a Sanlúcar la Mayor a casa de sus padres donde viviría junto a la familia de su hermano Guillermo. En 1965 emprendería una gran labor en la enseñanza colaborando con el servicio de Extensión Agraria  por mediación de la Agente de Economía Doméstica, en el proyecto de formación de la juventud Sanluqueña conocido como El Plantel. Las clases de este programa de formación de la juventud se llevaron a cabo en distintos espacios. 



Tras la demolición a primeros de los años 60, del antiguo Hospital casa de Misericordia Ntra. Sra. de la Antigua, en la calle Juan Delgado (conocida como la calle de los escalones), el ayuntamiento construye un edificio, un salón para el ambulatorio de la seguridad social, y otras dependencias que con el tiempo estas se transformarían en el edificio que actualmente posee para los servicios de nuestro ayuntamiento.

 

      Pues bien, uno de estos salones fue elegido para el proyecto del Plantel Las clases de este programa de formación de la juventud se llevaron a cabo también en colaboración con el colegio de las Esclavas Concepcionistas y con la colaboración de dirigentes locales y comerciantes que facilitaron el material, así como la Srta. Alegría Morillo que estuvo entregada a esta labor en el aspecto cultural con sacrificio y entrega a estas chicas de Sanlúcar la Mayor.

     El programa de este proyecto en principio fue desarrollado con 25 jóvenes  de la juventud de Sanlúcar la Mayor, donde desde el mes de Octubre de 1965 a estas jóvenes se les instruyo a una formación cultural y capacitándolas para futuras amas de casa, mediante los temas de Economía Doméstica, como: cocina, corte, labores, alimentación y todo lo referente al hogar adaptadas a su ambiente. Después de realizar sus trabajos domésticos o industriales, asisten tres veces por semana a clases de cultura general y, un día a orientaciones sobre temas del hogar. Además de esto, llevan trabajos individuales sobre diversas materias escogidas por ellas mismas, que al finalizar el curso serán premiadas, despertando de esta forma el espíritu de superación de cada joven. Se tiene proyectadas excursiones a sitios donde estas jóvenes puedan adquirir más conocimiento y elevar su nivel cultural.

   Durante más de dos años en este proyecto pasarían más de 100 jóvenes sanluqueñas, además de los lugares ya mencionado, en sus segunda etapa del programa el Plantel se desarrollaron algunas clases en una de las dependencias de nuestro Ayuntamiento en una sala cuya puerta daba a la calle actual Jiménez Becerril, (antigua calle de Quipo de Llano) su profesora la señorita Zuli impartía clases de manualidades.

    Nuestro Ayuntamiento en estos años estaba dirigido por nuestro Alcalde D. Lázaro Rodríguez Velasco, y preocupado por la cultura de su pueblo, comenzó a desarrollar  un nuevo proyecto. Tras el reciente traslado del viejo mercado situado en la Plaza 18 de Julio nº 3, y que pasaría a los terrenos del viejo matadero en la calle General Franco, este contaba ya con un nuevo proyecto, convertirlo en nuestra Biblioteca Pública Municipal.


   En 1966. Se considera de absoluta necesidad, la  creación de un Centro donde la juventud pueda vivir la edad post-escolar, conservar las relaciones de convivencia desarrolladas durante su permanencia en la escuela y mejorar y ampliar los conocimientos adquiridos. A este fin responde principalmente, la creación de la biblioteca Pública Municipal, que se proyecta bajo los auspicios del Servicio Nacional de Lecturas, de pendiente del Centro Coordinador de Bibliotecas.

   Se instalará en el edificio de propiedad Municipal situado en la Plaza 18 de Julio nº 3, y estamos seguros prestara a la población un inestimable servicio, pues su misión a desempeñar no tiene límites, poniendo a disposición del vecindario los medios de capacitarse más y mejor para cada una de las actividades bases de la vida local.

Tras un largo periodo de construcción pudo ver terminada sus obras en 1971, en sus inicios la Biblioteca quedo a cargo de la  Srta. Alegría Morillo Pacheco, en aquellos días apenas contaba con algunas estanterías, donde cada día junto a su sobrina María Rosa Morillo iban colocado cada libro, Alegría Morillo cuidadosa en todos sus quehaceres repasaba cada uno de ellos para exponerlo en el lugar correspondiente, la Biblioteca no podía estar en mejores manos que en el de una profesora como Alegría Morillo.

En nuestra Biblioteca en la que como centro de enseñanzas para jóvenes se crearían diversos programas, entre ellos a través de la Sección Femenina se crea el servicio social donde pasarían varios grupos de jóvenes sanluqueñas, donde llevarían a cabo un programa similar al proyecto del Plantel. Dolores Morillo Florea formo parte de este proyecto en la que organizo en el Colegio de la corredera (Miguel Primo de Ribera) unos actos de cuenta cuentos, bailes, canciones, teatros, etc.


   Hasta 1989 como es sabida nuestra Biblioteca carecía de una denominación o nombre propio que la identificase claramente entre los ciudadanos, sobre todo entre los más jóvenes. Con la rotulación de la misma no solo se cubría ese vacío sino que también nuestra Ciudad brindaba un homenaje de reconocimiento a la obra y a la firma de un gran autor, Premio Nobel de Literatura, nació en la vecina localidad de Moguer (Huelva). Entre los invitados al acto de rotulación tuvimos la ocasión de contar con el Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Moguer así como la del Director de la casa Museo Juan Ramón Jiménez.

   Por otra parte y bajo mi criterio, esta decisión de identificar nuestra Biblioteca con el nombre de tan conocido escritor de Huelva, también podría haber recaído con el nombre de la señorita Alegría Morillo Pacheco, que durante muchos años desde sus inicios por su labor meritoria desarrollada en este centro cultural de la Biblioteca, y es de justicia que este edificio llevara su nombre. 

   El tiempo pasa y desde aquellos inicios, nuestra biblioteca ha llevado numerosos programas culturales hasta nuestros días, también fue requiriendo algunos cambios y reformas para adaptarlas  a las nuevas necesidades del centro. Actualmente nuestra Biblioteca ocupa un edificio de tres plantas ubicado frente a la iglesia de Santa María; posee rampa de acceso y servicio de ascensor para minusválidos. Además, existe un punto informático para la consulta. De reducidas dimensiones, en la planta baja se encuentra el depósito de fondos; en la primera la sala de lectura con los fondos de acceso directo y con 24 puestos de lectura, además de una sección infantil y videoteca; y en la planta superior se realizan las actividades.


Sala de lectura, al fondo la zona infantil .Contiene documentos de información en diversos soportes, junto a los tradicionales libros (biblioteca) y revistas (hemeroteca) en papel se encuentran vídeos (videoteca), discos (fonoteca) y CD-ROM (CD-teca).
Organiza múltiples actividades, así desde la comunicación de novedades editoriales, pasando por presentaciones de libros, cuenta cuentos, encuentros literarios y conferencias, hasta viajes por rutas literarias. Dando cumplida información de ellas a través de un blog en la red operativo desde septiembre de 2008.


       La sala de estudios de la que se disponía en este edificio fue trasladada el 2012 al centro municipal de la juventud en El Cortinal. Aunque varía según las fechas, el horario habitual es desde las 9:00 h hasta las 14:00 horas por las mañanas y por las tardes desde las 16:00 h hasta las 21:00 horas.

 


        En la actualidad de estos días del año 2021 sus responsables en la dirección de la misma, ven con temor perder parte de este espacio -que ya les quedaba pequeño-  y fue pregonado que nuestro Ayuntamiento plantea cederles una de las plantas a la actual Radio Sanlúcar, y anqué el partido Socialista en el mandato anterior proyectaba cederles a la Biblioteca el viejo edificio de la Cámara Agraria, este aunque todavía se mantiene en pie después de más de 100 años desde su construcción, tras muchos años sin servicio y en ruina, aun no han comenzado su restauración, por lo que lo bueno o lo malo está por llegar.

El viejo edificio de la Cámara Agraria(2021) 

Gracias por visitar nuestros Blogs.


martes, 28 de septiembre de 2021

Sanlúcar la Mayor. El agua de sus localidades 1º de mayo de 1911)

 

Esto ocurrió con el ayuntamiento de Sanlúcar la Mayor,

 sesión ordinaria del Ayuntamiento de Sanlúcar, 1º de mayo de 1911).

El agua de sus localidades apenas colaboraban con las autoridades provinciales en el control de los focos infecciosos. Más fácil era potenciar la colaboración con dichas autoridades en las labores encomendadas a las juntas de sanidad locales para controlar los focos infecciosos en calles y establecimientos públicos pero las causas profundas de la aparición cíclica del cólera o de las fiebres tifoideas tenían que ver con la mala calidad del agua potable, con el nulo saneamiento existente y con la abundancia de basuras en calles y barriadas próximas.

 

 

La existencia de estercoleros, basureros, establos y cochineras en el interior de las poblaciones era también algo habitual en el Aljarafe durante la primera mitad del siglo XX. La suciedad en las calles –a la que ya nos referimos-, el abandono de animales muertos en las vías públicas, la falta de un sistema de limpieza, de inspección e  higienización de las viviendas y de los establecimientos públicos contribuyeron a un lamentable estado sanitario con evidentes repercusiones sobre las aguas subterráneas. Sin embargo, la tradición normativa española a la hora de proteger la salubridad en las oblaciones viene de antiguo. Por ejemplo, en la comarca objeto de nuestro estudio, las Ordenanzas Concejiles de Benacazón ya prohibían en 1545 el paso de cerdos y bueyes por sus calles, el arrojar basuras en  calles y corrales, etc., prohibiciones que se repitieron constantemente  a lo largo del tiempo, mostrando así su propia ineficacia.

 

Las ordenanzas de la villa de Albaida de 1577 también eran muy explícitas en el control del estiércol como contaminante. Otro Auto de Buen Gobierno de 1822 insistía en la prohibición de arrojar basura y  estiércol a las calles de Benacazón. En esta localidad las ordenanzas  de 1895 insisten en la larga tradición normativa de protección del agua promoviendo la limpieza de las calles y del entorno urbano y prohibiendo, de paso, la acumulación de “toda clase de basuras e inmundicias que puedan inutilizar el agua para el servicio del vecindario”.

Así ocurrió por ejemplo con el de Carmen Macías en la calle Colón, 25, de Sanlúcar la Mayor (año 1967). AMSM, leg. 195, núm. 37. Sin duda, un elemento que contribuyó a esto fue que desde principios del siglo XX los ayuntamientos de menos de 15.000 habitantes (todos los del Aljarafe) no tuvieran obligación de implantar laboratorios municipales para desinfectar y reconocer las aguas (Matés, 1998: 44). El Reglamento de 1925 los hizo obligatorios en las poblaciones de más de 10.000 habitantes, situación en la que no debía estar tampoco ninguna de las poblaciones de la comarca (Matés, 1998: 49, y Matés, 1999: 471-476)

 Tras siglos en los que apenas hubo cambios en los sistemas de abastecimiento y saneamiento en el Aljarafe, a partir de la primera y sobre todo de la segunda mitad del siglo XX se pasó de los pozos negros a un sistema primario de alcantarillado  que vertía las aguas residuales sin depurar a los ríos y arroyos Pudio, Majalberraque, Alcarayón, Guadiamar y Guadalquivir, próximos a sus términos municipales. A fines de los noventa se realizaron fuertes inversiones en materia de saneamiento tanto en la cuenca del Guadiamar como en la del Guadalquivir, conformándose un saneamiento integral que resolvía en gran parte el problema.

De las necesidades que había en las poblaciones aljarafeñas nos da idea la circunstancia que en 1925, en la Escuela Nacional Primaria de Sanlúcar la Mayor, hubiera sólo dos bancos y los niños tuvieran que turnarse para poder escribir caligrafía. El Estatuto Municipal de 1925 permitió pro-porcionar ayuda económica y técnica para la realización de obras en el ámbito municipal (Antolín, 1991: 286-287). Sobre los problemas de las haciendas locales, véase Salort, 1997.
La normativa legal podía indicar un camino a seguir pero la capacidad de los municipios era mínima para romper una situación que venía de lejos y que exigía unos recursos económicos de los que no se disponía     .(AMSM: Municipal de Sanlúcar la Mayor)

Gracias  por visitar nuestros blogs


El Pozuelo, seguiriyas.Sanlúcar la Mayor.1929


 El Pozuelo, seguiriyas. En un Abanico…Sanlúcar la Mayor.1929
Por Manuel de Solía  (Dibujo de Marín Feria)

El Pozuelo es una Fuente que vive en un viejo valle,
Que nace entre zarzamoras y duerme en los tomillares.
¡Qué agua tan buena, el que sólo la prueba no se condena!
Tus ojitos brillaron como luceros, lo mismito que el agua del arroyuelo.

¡Me conformaba de morir por el rayo de tu mirada!
Al Pozuelo voy niña por agua fresca, que serpea por el caño y cae en la alberca.

¡Cuánto yo diera porque tú en el camino conmigo fueras!
En el cristal de plata brilla la luna, se asemeja a tu cara por su blancura.

¡Que cristalina queda el agua bendita cuando la miras!
Niña si quieres novio ves al Pozuelo, y bebes agua fresca del arroyuelo.

¡Yo la he bebido y por eso a mí novio ya me ha salido!
Cuando vayas al Pozuelo ten cuidado con la cuesta porque puedes resbalar y zambullirte en la alberca.
¡Y es cosa triste que de una pulmonía puedas morirte!

--------------------------------

 

Gracias por Visitar nuestros Blogs

 

jueves, 23 de septiembre de 2021

Club del Scalextric el Huerto,de Sanlúcar la Mayor (1970-2003)

 

 Club del Scalextric  el Huerto,de Sanlúcar la Mayor (1970-2003)

Sirva este recordatorio de nuestra historia del Club del Scalextric, como un homenaje póstumo a Manuel Jesús Ríos al que entrego la mayor parte de su vida con entrega, dedicación y amor a este tipo de competición deportiva, gracias a su familia y Alfonso Sánchez-Palencia como fundador del Club del Scalextric de Sanlúcar la Mayor, he podido recoger de sus memorias estos apuntes como parte de aquellos años que tanto nos hizo disfrutar.



Alfonso Sánchez-Palencia fue el fundador del Club del Scalextric de Sanlúcar la Mayor y le acompañara en este comienzo de los años 70, sus amigos Diego Noguera, Curro Mena, Enrique Marín, Manuel Jesús Ríos, y otros que se fueron acoplando sucesivamente, en estos primeros años donde Alfonso organizaba en un cuarto de su casa con un pequeño Scalextric de seis calles, las primeras carreras en casa de su suegra María Manuela Pacheco en la calle General Franco Nº11, frente al porche de la iglesia de Santa María.


El Scalextric es uno de esos típicos juegos que se compran a los hijos para que jueguen los padres. La explicación está en tres factores: el primero consiste en que se trata de un juguete de mucha solera y que marcó una época para muchos niños que hoy ya son padres de familia. El segundo factor deriva de que por la complejidad, coste o necesidad de espacio que exigía el Scalextric, muchos de aquellos niños no pudieron tener uno propio y tuvieron que limitarse a jugar en casa de amigos.

El Scalextric nació en 1957. Fue inventado por Fred francis, quien lo presentó en ese año en una feria del juguete que se celebraba en la localidad de Harrogate. Francis lo bautizó de esta forma por derivación de las palabras “Scalex” (juego a escala variable) y “electric” (por la tracción eléctrica que impulsaba los vehículos, como mejora frente al mecanismo de cuerda que venía ya fabricando desde 1952 la empresa de Fred llamada Minimodels Ltd.). Al principio las escalas de los coches eran variables, antes de optarse por priorizar la 1/32 (aprox.).

 Paradójicamente, el éxito deslumbrante de la muestra impidió a su creadora atender la avalancha de demanda que sobrevino: Minimodels, que trabajaba artesanalmente los coches de metal, tuvo que vender la compañía a Lines Bros Ltd en 1958, una de cuyas filiales empezó a fabricar los coches en plástico. Ya para España, en 1962 se llegó a un acuerdo con la española Exin para la comercialización en este país; ello coincidió con el comienzo de una era dorada de los productos Exin a la que pertenecieron otros iconos de aquél tiempo como fueron el “Cinexin” o el “Exin-Castillos”.


  En los años posteriores, el producto y sus licencias sufrieron diversos avatares que afectaron en mayor o menor medida a su presencia en el mercado. Pero lo cierto es que el Scalextric sigue vivo y parece que por largo tiempo; su presencia en los comercios se simultánea con los circuitos de coleccionismo y los foros de aficionados en internet, todo lo cual nos permite decir que estamos ante un juguete que actualiza su propia leyenda.


    Parte de esa vigencia deriva de una inteligente adaptación a los tiempos. Sin abandonar la línea clásica se han venido introduciendo en los coches novedades coches tales como la dirección de Fórmula 1, detalles en el chasis, basculación, alta intensidad en las luces, o la tracción total 4×4 por citar algunas. En la forma de jugar también se fueron agregando nuevos recursos como el adelantamiento, los boxes o el cambio de carril. Entre los accesorios también se han ido dando adaptaciones como son el control de tiempos y el cuentakilómetros electrónico, semáforos o el cuentavueltas. Hasta las pistas se han enriquecido con complementos tales como puentes, cambios de rasante, chicanes, peraltes regulables… Existen actualmente, incluso, versiones digitales del juego.


     En esa medida, el Scalextric ha demostrado una capacidad de renovación dentro de su esencia que ha corrido paralela a los propios avances del mundo real del que es reflejo: el de las carreras de coches de máxima competición y velocidad (esencialmente la Fórmula 1). Quizá esta remisión continua a una realidad también apasionante y de permanente repercusión mediática constituya una ayuda impagable para la promoción del Scalextric y explique su vigencia como un clásico.


En 1973 trasladan el circuito a la capilla del huerto donde aumentarían las pistas y los seguidores, en este local se prepararían las resistencias de los coches para las próximas competiciones futuras.
    En estas nuevas pistas comenzarían los primeros campeonatos de las 24 horas donde los propios competidores comprobaban las resistencias de sus coches y los arreglos de los mismos para que estuvieran en plena forma el día de competición. La peña solo contaban con el presupuesto de las inscripciones de los propios competidores para otorgar los

diferentes premios de las competiciones, los jugadores competían con las mismas marcas de las escuderías de coches que se competían en las carreras originales de fórmula 1, Ferrari, Lotus, McLaren, Mercedes, Alpine, Alfa Romeo, etc. Con el motor original de los coches de Scalextric los montaban en los chasis de los míticos coches BRM de competición.


Las primeras competiciones de 24 horas, de 12 y 6 horas se requería tener una escudería potente y resistente, para ello los propios competidores tenían sus propios boxes donde montaban y arreglaban sus propios coches, también se creó unas carreras con los míticos coches R5, para cada competición se requería unos coches especiales, Manuel Jesús Ríos era uno de los manitas para la construcción de estos vehículos, sobre todo porque ya llevaba algunos años de experiencia en su taller de motos, solía fabricar sus propios coches a partir de maderas de Balsas, fue un Porche 911 donde moldeaba cada elemento hasta convertirlo a la escala deseada.


La voz se corrió en los círculos de aficionados en este tipo de competiciones y pronto acudieron aficionados de otros lugares, así como espectadores varios donde llenaban la sala de la capilla del Huerto. 



En los próximos años las competiciones pasarían a otros locales más amplios donde se celebrarían los campeonatos del mundo, las 24 horas de Leman y competiciones de la propia peña, estos nuevos locales fueron a finales de los años 70 en el Cine Cataluña y durante la década de los 80, casa del quiosco de Anita Félix, y en 1992 en la casa de la cultura, y en 1994 en la caseta municipal de la feria. Manuel Jesús Ríos crearía unos de los circuitos más espectaculares para una competición de las 24 horas, las pistas se fabricó con puertas de maderas forradas de chapas, sobre un circuito de un ocho gigante, modelo los raíles con 32 metros de cuerda y una recta de 17 metros y un puente de pista a pista.






En los terrenos del polideportivo a comienzo de los años 80 se creara uno de los mejores circuitos de automodelismo de Europa y uno de los cinco mejores del mundo, no solo en uno de los más grandes, sino que contaba con el mejor asfaltado para este tipo de competiciones de coches teledirigidos, donde se organizarían mas de cinco campeonatos nacionales, Ibérico y otras andaluzas en estas categorías, sus afluencias en competidores de diferentes provincias y público asistente superaban más de 150 espectadores. Los coches de radio control de estas competiciones estaban realizados a la escala de 1x8 y funcionaban con Alcohol etílico con nitro metano.

 

Las primeras exhibiciones de los coches teledirigidos tuvieron lugar  en un circuito improvisado en la calle, en el sitio de La Corredera, como muestra estas imágenes.






Alfonso como presidente del Club Sanluqueño de autos dirigidos invito al presidente de la federación Andaluza de automovilismo F.A.A. Contaban además de los Boxes donde los participantes podían reparar sus coches tenía un podio donde los competidores podían visualizar durante la carrera todo el circuito. Alfonso dirigía el control de las vueltas. Manuel Jesús mantuvo el funcionamiento de las pistas arreglando el desperfecto y retirando las hierbas para que el circuito estuviera en perfecto estado en cada competición, también se ocupaba de la cartelera realizada a mano y su distribución.






Manuel Jesús Ríos fue además de un genio en la fabricación de los componentes de los coches y el arreglo de los mismos, participo en numerosas competiciones en distintas provincias de España y Portugal, en Madrid el campeonato de España y en Portugal el campeonato Ibérico. Por su pasión por los coches y las motos fue entrevistado en distintos medios deportivos, desde sus comienzos de competición con el Scalextric  pasaría a los coche de radio control, a los todo terrenos de 4x4, y las mini motos, donde junto a sus dos hijos competirían numerosas veces en grandes premios.


En la primera legislatura de la democracia, el Partido Independiente de Sanlúcar la Mayor fue elegido D. José Luis Morillo Florea, como Alcalde nos expresó sus sentimientos de satisfacción al logro alcanzado de contar con la subvención de la Excma. Diputación Provincial, el Consejo Superior de Deportes y la  Delegación de Cultura, donde nuestro polideportivo fue dotados de numerosas mejoras en distintas  áreas y pistas deportivas, entre ellas una gran pista para las competiciones de coches teledirigidos, realizada por Manuel Jesús Ríos, siendo esta una de las mejores pistas realizada hasta el momento en toda España para este tipo de competiciones. Esta pista tuvo una concepción de 30 años para su disfrute de los sanluqueños.

En las elecciones del 2003 fue elegido Juan Escames Luque y viéndose agotado esta concepción de 30 años de la pista de coches teledirigidos manda a destruirla y a cambio construye una pista de pádel, a la cual él era muy asiduo a este deporte. En aquellos momentos la pista no estaba en su uso normal de competiciones mensuales, y se estaba a la espera de contactos para comenzar las nuevas competiciones que la federación venía celebrando anualmente.
Este hecho perjudico mucho al deporte de competición de coches teledirigidos y como no también a nuestro pueblo, pues estas competiciones atraían el interés no solo local, sino también el Nacional y Provincial,  con unos aforos de más de 200 personas en los días de campeonatos. Lamentando lo ocurrido, los propios competidores y participantes que mantenían esta pista en perfecta condiciones durante todo el año, fueron retirándose, pasando estas competiciones a otros pueblos y provincias.

Alfonso Sánchez-Palencia Valdés como Concejal Delegado de Deporte de nuestro Ayuntamiento en la segunda legislatura democrática (1983 - 1987), nos dedicó unas palabras en el boletín de feria de  Mayo del 1987, ante las nuevas instalaciones deportivas en la cual expresa su alegría por los logros alcanzados por la dirección del Patronato Municipal de Deportes, y las competiciones deportivas realizadas en estos años de nuestro campo Polideportivo.

 

En 1986 Nuestro querido Alcalde que en paz descanse Don José Luis Morillo Florea, se inauguró  el Pabellón Cubierto “Príncipe de Asturia”con nuevas instalaciones deportivas, con la iniciativa y dirección del Patronato Municipal de Deportes.

El Patronato Municipal de Deportes creado recientemente es una vieja aspiración llevada a cabo por la corporación con el único objetivo de hacer que el Deporte llegue a todos los rincones de Sanlúcar. Este Patronato esta representados todos los vecinos del Pueblo, agrupados en Asociaciones Deportivas, en Hermandades de Penitencia, en las A.P.A.S. de los Centros Escolares, en los propios Colegios, Asociaciones Culturales y Recreativas, Club de Pensionista y todos aquellos grupos que inciden de manera especial en la vida ciudadana, aportando cultura y esparcimiento.

Tras la Inauguración de estas Instalaciones deportivas se pasó a la Celebración del Sorteo del día 27 de Febrero de la  O.N.C.E. Presidido por su delegado en Sanlúcar la Mayor Don José Recio Galán.

Gracias por Visitar nuestros Blogs.